15 de agosto – Fiesta de Asunción de la Virgen

La fiesta de Asunción de la Virgen o Asunción de María es la creencia, de acuerdo a la tradición y teología de la Iglesia católica y de la Iglesia ortodoxa, de que el cuerpo y alma de la Virgen María, la madre de Jesucristo, fueron llevados al Cielo después de terminar sus días en la Tierra.

La Iglesia católica celebra esta fiesta en honor de María en Oriente desde el siglo VI y en Roma desde el siglo VII. La festividad se celebra el 15 de agosto.

El año 1950 el Papa Pío XII convirtió el ascenso de la Virgen María como dogma de la fe católica.

La Asunción es un mensaje de esperanza que hace pensar en la dicha de alcanzar el Cielo, la gloria de Dios y en la alegría de tener una madre que ha alcanzado la meta a la que nosotros caminamos.

De todas las vírgenes que existen en el santoral católico, esta es sin duda la más importante y la que mayor número de celebraciones concita. La costumbre tradicional es la de llevar flores a las vírgenes en casi todas las parroquias y dedicarle el rezo del Santo Rosario, así como el canto de canciones litúrgicas dedicadas a la madre de Jesús, compuestas para la ocasión.